Enlaces de interés

La acreditación tiene como propósito “dar fe pública de la calidad de un programa o una institución”. Es decir, la acreditación, es un testimonio que da el Estado a la sociedad en el cual se certifica públicamente su calidad.

La autoevaluación hace un análisis y reflexión al interior de una institución de educación superior, y permite determinar el estado real de su actividad, tomando como referencia su misión, objetivos, políticas y estrategias.

Incentiva a las instancias de la universidad para que verifiquen el cumplimiento de la misión, propósitos y sus objetivos en el marco de la Constitución y la Ley, de acuerdo con sus estatutos.

Otorga un reconocimiento público de excelencia académica y social.

Permite la participación en convocatorias para consecución de recursos ante entidades estatales e internacionales, los cuales propician el mejoramiento de la calidad de la educación y de las funciones universitarias de docencia, investigación y proyección social.

Abre caminos en la generación de nuevos convenios con instituciones internacionales.

Orienta hacia el mejoramiento continuo de los procesos académicos y administrativos.

Permite la apertura de Proyectos curriculares de manera directa sin previa visita de pares académicos.

Construye una imagen institucional de credibilidad hacia los procesos académicos que se adelantan.